Reseña de ''Firelight'' de Sophie Jordan (Firelight #1)

25 de mayo de 2014


Aquí he vuelto de nuevo este domingo y hoy os traigo Firelight. Corazón de Fuego. Es la primer entrega de una trilogía.


Además de ser una joven independiente, rebelde y decidida, Jacinda es una draki, una descendiente de dragones capaz de adoptar forma humana para vivir entre los hombres sin llamar la atención. Un día pone en peligro a su tribu rompiendo una de sus leyes más sagradas, y acto seguido es obligada a huir con su familia al mundo de los mortales, donde, poco a poco, su draki morirá y ella se convertirá en una humana más. Sin embargo, Jancinda no está dispuesta a renunciar a su esencia sin luchar, aunque para ello deba acercarse al mayor de sus enemigos, un atractivo y enigmático cazador de drakis que, con una simple mirada, despierta todos sus instintos.


En la tribu de Jacinda está prohibido volar (osea transformarse en dragón) durante el día, ya que se corren muchos riesgos a ser descubiertos por los cazadores de drakis, ya que estos desconocen la capacidad que tienen para adquirir forma humana.

Un buen día, Jacinda y su amiga Az salen al amanecer a volar y, cómo no, los cazadores van tras ellas. Az consigue escapar pero a Jacinda la hieren y esta se refugia en una cueva. Uno de los cazadores entra a buscarla, pero al encontrarla no la delata, y entre ellos surge una especie de ''conexión'' desde que se miran por primera vez a los ojos. Finalmente él se va y ella vuelve con su tribu.

La tribu no está contenta con ella, ya que ha roto su regla más importante: No transformarse durante el día. Mientras deliberan un castigo para ella, en su casa, su madre decide que deben escapar y empezar una nueva vida en otro sitio donde no las encuentren (hecho que hace muy feliz a la hermana gemela de Jacinda). En este nuevo sitio, en donde se reencuentra con Will, el cazador que permitió que se fuera. Y ahí es donde comienza todo, su conexión se hará cada vez más fuerte e imposible de resistir para ambos el sentirse atraídos.

Por otro lado están la madre y hermana gemela de Jacinda. A pesar de que al final puedes entender su comportamiento para con ella, la mayoría del tiempo tienes la sensación de que son personas muy egoístas al obligar a Jacinda a que deje morir a su parte draki. Su madre renunció a ella muchos años atrás cuando se descubrió que su hermana no tenía, hecho que enfrió muy mucho la relación entre hermanas.

Si bien al principio el libro te engancha con fuerza, yo he sentido que según he pasado las hojas me han entrado menos ganas de seguir leyendo.

La historia en sí no está mal, pero la mayoría del libro me he sentido perdida en el sentido de pensar ''Vale, esta es la situación, las posibles soluciones son estas... Pues no hay soluciones...No entiendo cómo eso puede ser una solución...No entiendo a donde quiere ir'' Ya que a veces se queda atascada en una situación y parece que no arranca hasta dentro de no sé cuántas páginas.

La conclusión que he sacado es que es la típica historia de amor en la que los protagonistas se enamoran desde el minuto 1 y no encuentran ningún problema (a parte de los obvios, aunque les de igual al final) para estar juntos. No es que esté en contra de ello, pero eso causa que en algunas escenas preveas lo que va a pasar y, sobretodo, en el final el cual me ha dejado un poco fría a pesar de todo.

No es que sea demasiado negativa con esta novela, tal vez la culpa es mía por empezarlo con demasiada ilusión o demasiadas expectativas...Creo que la historia, como ya he dicho antes, pierde fuerza según vas leyendo. Dudo mucho que me compre la segunda entrega: Vanish.



1 comentario:

  1. oiiiii los minions que cuquis
    posno, si es un 2.. NO GRACIAS
    un beesito

    ResponderEliminar